2. ANÉCDOTAS DE UN VECINO

Un brinco del susto…

Como recordatorio de esta secuencia de escritos, en el artículo anterior se comentó que este espacio es para mostrar y contar aquellas historias cotidianas que a cualquiera le pueden suceder y que, sin embargo, mantienen algo extraordinario en su haber debido a la forma en que cada individuo percibe el mundo. Lo anterior le brinda identidad y originalidad a cada experiencia vivida, convirtiéndose en algo más grande que un suceso cotidiano.

Un brinco del susto

Uno de mis hobbies favoritos es la pesca. Las veces que realizo esta actividad son en horarios nocturnos, sin embargo, las lluvias siempre favorecen y facilitan esta actividad, gracias a que el diluvio hace que suban los pececitos por las aguas picadas que provoca este fenómeno. Por tanto, esta historia comienza en un día lluvioso en el que mi papá y yo decidimos que sería una buena idea pescar en un río cercano al rancho donde vivo, debido a que las condiciones eran favorables. Hacía buen rato que llovía, y cuando pararon de caer las gotas, aproximadamente a las nueve de la noche, decidimos que era momento de ir al río. Ya en el lugar, estuvimos un rato flotando en el kayak, platicando y pasando el rato mientras esperábamos a que algún pez tomara el anzuelo. Entre plática y plática, podíamos alcanzar a escuchar a los sapos y a las ranas a nuestro alrededor, los cuales siempre salen luego de una llovizna. Después de un rato me levanté para tirar la red y así pescar una mayor cantidad. De repente, ¡Pac! sentí como si algo me cayera o golpeara en la espalda. Me paralizé. De pronto, eso que estaba detrás de mí comenzó a caminar por mi dorso. Giré un poco mi cabeza y pude observar en mi hombro una pata enorme, volteé un poco más y ¡era un sapo! Del susto solté la red, tomé sus patas y lo aventé lo más rápido que pude, era muy pesado y me percaté que estaba ¡gigantesco! De tanto miedo que tuve no pude seguir pescando, y mejor nos regresamos al rancho. No dormí en toda la noche. Mis padres, que son muy “creyentes”, y al saber el susto que me dejó aquel sapo, me llevaron con una rezadora para “curarme del espanto”. Debido a esa experiencia, me da terror volver a pescar en la noche después de un día de lluvia, pero a pesar de ello, recuerdo con gracia ese suceso en el río.

Agradecimiento especial a Santos Cebrero Sotelo por compartir esta historia.

¿Te gustó el artículo? Deja tus comentarios:
👇🤓

Tal vez te pueda interesar:

Sorprende a Mamá regalándole una taza personalizada con la foto y los nombres de tu familia.

#LeEncantará

¿Qué mejor regalo para la mujer más importante de nuestra vida que una taza collage llena de #RecuerdosFamiliares?

Pídela ya, ¡El envío a domicilio es Gratis!

¿Quieres encontrar un tema en específico?

Tal vez te pueda interesar:

Suscríbete al Newsletter

Y recibe en tu correo lo más reciente de el Humanista Digital

¡Regálale a mamá una hermosa taza impresa con las fotos de toda la familia! Haz tu pedido y te llega a tu domicilio.

Más publicaciones de:
VERONICA MAGAÑA FUENTES

Fondo Gris Claro Y Simple Frontera Cuadrada Buena Cotización De La Mañana
Literatura
VERONICA MAGAÑA FUENTES

4. ANÉCDOTAS DE UN VECINO

En una fiesta de posada navideña, un antiguo compañero de escuela, conocido como “Beto”, compartió una historia sorprendente sobre un posible encuentro con un extraterrestre. Beto relató que mientras acampaba en la playa, se vio sorprendido por una luz brillante proveniente de un enorme disco volador. Lo que siguió fue aún más asombroso: un alienígena descendió de la nave y se acercó a Beto, solicitando cereal. La historia, que provocó risas y escepticismo entre los presentes, plantea interrogantes sobre la posible existencia de vida extraterrestre.

Sin embargo, la narración también suscitó una reflexión más profunda. Después de más de 20 años, el narrador se pregunta si la historia de Beto podría ser verídica o si, en cambio, podría ser indicativa de problemas psicológicos no abordados. La dualidad entre la posibilidad de un encuentro con seres de otro mundo y la preocupación por la salud mental de Beto añade un elemento de misterio a la anécdota.

Ver Publicación »

Tal vez te pueda interesar:

¡Regala a tus familiares una hermosa taza con los primeros dibujos y garabatos de tus pequeñines!

Convierte tus fotos favoritas de tu familia y tus seres querido en hermosas tazas llenas de recuerdos para ti o para regalar a amigos y familiares.

Hacemos que las fotos de tu Boda perduren por siempre. ¡Puedes regalar tazas a tus invitados con la sesión casual!

Nuestro día no sería igual sin nuestros Perrhijos & Gathijos que nos reciben siempre alegres al llegar a casa. Sube las fotos de ellos solos o en familia y te llegará a tu casa una preciosa taza de recuerdo para que lleves su compañía a todos lados.

¿Eres artista o creador (a)? ¿Diseñas o dibujas o tomas hermosas fotografías?

MiTacita te ofrece un espacio exclusivo para que des a conocer tus creaciones transformadas en tazas de cerámica que podrás vender a través de nuestra página. Comparte tu espacio en redes sociales para que tus fans puedan adquirir tu arte. ¡Inscríbete Ya! Gana dinero con tu arte.

#ComercializaTuArte con #MiTacita.

Crea un súper fabuloso Poster Deportivo con las fotos de las hazañas deportivas de tus hij@s y envíale unas espectaculares tazas para los abuelos!

#LesEncantarán

Convierte tus sesiones de fotos en tazas con un estilo auténtico y fresco que sorprenderá a todos tus amig@s.

Convierte tus fotos en una divertida caricatura de enormes ojos para que quede inmortalizada en una fabulosa taza de recuerdo.

Haz tu pedido y sube tus fotos y nuestra inteligencia artificial convertirá tus fotos a una pintura de arte como si las hubiera pintado el mismo Van Gogh.

¡Recuerda que todos tus pedidas llegan hasta tu domicilio!!!

Inicio de Sesión