Sigue el Cañón del Marro amenazado por urbanización

A más de un año de proponer este lugar como Área Natural Protegida, sólo se ha llegado a tres mesas de diálogo con la Dirección de Desarrollo Urbano y…

Al norte de la ciudad de Chihuahua se encuentra un sitio con una relevancia arqueológica y de conservación natural, se trata del Cañón del Marro, el cual por miles de años ha sido el hogar de especies endémicas de la localidad, entre las cuales se pueden encontrar el Cactus Alicoche (Echinocereus palmeri), el Encino Chaparro (Quercus chihuahuensis), entre otras especies las cuales se encuentran en peligro, si no hay una atención inmediata por parte de las autoridades.

En esa zona cruza uno de los arroyos más importantes para la población así como para los cientos de especies que se encuentran en el lugar, tanto como flora y fauna. Encontrándose en peligro esta área por la creciente mancha urbana y la insensatez de las dependencias encargadas de mantener este sitio como una área de protección ambiental.

Con esto expuesto, los grupos ecologistas del Estado y la Ciudad de Chihuahua están en busca de la atención que debe de brindar la Dirección de Desarrollo Urbano y Ecología.

Desde octubre del 2020 se solicitó a la dependencia de Desarrollo Urbano y Ecología del municipio de Chihuahua apoyo para la protección tanto de cerros de la zona norte de la ciudad como también para el Cañón del Marro, por parte del Comité Para la Protección de Cerros Zona Norte de Chihuahua.

Tres meses después se hizo una solicitud para declarar, por el mismo comité, Área Natural de Valor Ambiental la Sierra del Mogote, de la cual es parte este cañón. Desafortunadamente a lo más que ha llegado en ya casi dos años de intentos para salvar este sitio, es a mesas técnicas o de diálogo entre los ambientalistas y la dependencia.

El creciente peligro de la urbanización

El desmedido crecimiento de la mancha urbana, sobre todo al norte de la ciudad ha impactado a varias áreas naturales dentro de la localidad, entre ellas la Sierra del Mogote, en donde se ubica el Cañón del Marro.

Como ya se mencionó anteriormente, en enero del 2021 el Comité para la Protección de los Cerros Zona Norte de Chihuahua presentó a la dependencia de Desarrollo Urbano y Ecología una denuncia ciudadana con la finalidad de declarar esta zona como un Área Natural Protegida ya que se dieron cuenta de una serie de irregularidades con fraccionamientos que acechaban la zona.

Esto debido en parte a que en 2019 se aprobó por la dependencia de Desarrollo Urbano y Ecología el estudio de impacto urbano y ambiental para el fraccionamiento “Hacienda Andaluza” por parte de la constructora Materiales Industriales de Chihuahua S.A. de C.V. el cual era parte de tres proyectos de viviendas que en conjunto darían como resultado la hacienda de “Santa Clara II”.

El problema con este estudio fue principalmente la falta de concordancia en lo que se presenta, ya que al principio de este se describió que en la zona hay vegetación nativa, pero avanzada la investigación se dijo que no hay suficiente vegetación en el predio donde se pretende construir.

Además de todo esto, el mismo documento se utilizó para los tres fraccionamientos que serían parte de la hacienda Santa Clara II, solo cambiando direcciones y nombres, lo que es seriamente grave, ya que los estudios deben basarse en puntos específicos.

ss andaluza
Imagen tomada del estudio de impacto urbano y ambiental Hacienda Andaluza.

A pesar de todo esto, la Dirección de Desarrollo Urbano y Ecología del municipio aceptó el estudio, y dio pie a que se hiciera un cambio de suelo y se arrasara con la vegetación que existía en el lugar, siendo que según el artículo 48, inciso D de la Ley de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente del Estado de Chihuahua menciona que se negarán las autorizaciones si “La información proporcionada por los promoventes resulte falsa respecto de los impactos ambientales de la obra o actividad de que se trate”.

A todo esto, declaró la subdirectora de Desarrollo Urbano y Ecología Claudia Alarcón que: “Todos los fraccionamientos tienen que pasar por permisos de esta dependencia y de otras dependencias y los permisos de esta dependencia cumplen con los requisitos por la ley y los reglamentos que nos rigen a nosotros”

Luis Rivera, vocero del colectivo Salvemos los Cerros, expuso que por mucho tiempo se han aceptado este tipo de Estudios los cuales no concuerdan con lo que se encuentra en las áreas naturales, por lo cual las constructoras se acostumbraron a no realizar correctamente estas investigaciones.

“Varios de los fraccionamientos que se hicieron en esa época no contaron incluso con estudios de impacto ambiental […] creían que nadie iba a decir nada al respecto, por mucho tiempo así fue, hasta que comenzamos a investigar por medio de la plataforma nacional de transparencia descubrimos que lo que estaban haciendo era básicamente legalizar la corrupción ambiental en términos de depreciar por completo el derecho a un ambiente sano y justificar a toda costa la necesidad supuesta de estos desarrollos urbanos”, declaró luis Rivera.

También mencionó que la constructora dividió en tres la hacienda Santa Clara II para que el municipio revisará el estudio y así se les facilitará que les otorgarán el permiso a pesar de las falacias existentes: “Lo revisa el municipio y la constructora entrega un estudio de impacto ambiental espurio con una serie de irregularidades graves en donde menciona que no va a afectar la flora ni la fauna, es más dice que en esa zona en que se desarrolla el proyecto no existe la vegetación nativa, lo cual es falso”.

Lo que concuerda con lo expresado por la licenciada Claudia Alarcón, respecto a que dependencia va a ser la encargada de resolver los estudios: “Para hacer movimiento de terracerías, para hacer desmontes se solicita un permiso. ¿Sí? depende de las construcciones que se van a realizar se ve si el permiso corresponde en la resolución de impacto ambiental al Gobierno Municipal o al Gobierno Estatal”.

Por su parte, el excursionista Octavio Legarreta relató cómo es que a través de los años ha visto la afectación de la zona, poniendo como ejemplo una broma que se tenía entre sus compañeros senderistas: “Entre nosotros teníamos una broma de que en el futuro tendríamos que estar tocando las puertas de las casas para poder pedir permiso de entrar a su patio para acceder al cañón”.

Después mencionó que desgraciadamente hoy en día están a nada de cumplir esa broma una realidad: “Veíamos muy a futuro el chiste de las casas, pero no fue un futuro muy lejano, fue demasiado pronto e incluso nos hemos dado cuenta que hay proyecciones de hacer fraccionamientos dentro del cañón”

El explorador reaccionó impactado por la inmediatez de la mancha urbana y explicó que: “Todos hemos hecho daños, los senderistas, personas que van a hacer actividades eco-recreativas pero más que nada los fraccionamientos y construcciones que han estado haciendo alrededor han destrozado la esencia y el objetivo de la existencia del cañón”.

La amenaza a especies endémicas por el cambio de uso de suelo

La problemática de la creciente mancha urbana no solo afecta a la ciudadanía, sino también a las especies que se refugian en el lugar, y este alberga cientos de especies endémicas de la ciudad, tan solo en el sitio web Naturalista se pueden observar 292 especies vistas tanto por científicos y personas que exploran el lugar, pero es evidente que no solo esas especies existen en este espacio.

Luis Rivera explicó que las especies encontradas en el sitio web, no son la totalidad, sino una fracción de las que se localizan en el imponente Cañón del Marro así como también añadió que: “En esa zona encontramos miles de especies, ya que como te comentaba el Cañón del Marro al ser un captador de agua también es una zona de gran biodiversidad”.

Presentación sin título
Flora y fauna en el Cañón del Marro, Cortesía Jorge Rodríguez de Salvemos Los Cerros.

En el documento hecho por el colectivo y que tiene como título “Declaratoria de Área Natural Protegida Municipal, Sierra del Mogote” se expuso lo siguiente:

“Dentro de la extensión del municipio de Chihuahua tenemos registrados avistamientos de animales que se encuentran bajo protección por la NOM059-SEMARNAT-2010, como lo es el Oso Negro Americano (Ursus amercanus), Serpientes del cascabel del género Crotalus, Lagartija sorda mayor (Cophosaurus texanus), el Ajolote de la Sierra Madre Occidental (Ambystoma rosaceum) entre otros”.

Por su parte, Octavio Legarreta quien ha visitado este sitio por más de dos décadas y el cual ha rapeleado por varios años comentó que ha encontrado nidos de diversas especies en los paredones como lo son los “nidos de Búho real, de Golondrinas y Halcón”.

Después añadió que lo más curioso que ha encontrado en el lugar es un nido de Búho real: “Una vez haciendo rapel encontré un nido de un búho real, aparte del búho en el nido había muchos cráneos de las presas que consume el búho, había desde ratas hasta caninos. Me sorprendió mucho la majestuosidad del nido del Búho Real.”

Es de vital importancia preservar este lugar ya que varias de las especies con las que nos podemos tropezar en el Cañón del Marro se encuentran en peligro de extinción, como por ejemplo, el mencionado al inicio de este reportaje Cactus Alicoche, o “ también el árbol Nogal Cimarrón, la Tarántula rosa mexicana y las Víboras de cascabel” comentó Luis Rivera.

Con la construcción de fraccionamientos alrededor de la zona, se aprobaron cambios de uso de suelo, cambiando completamente el paisaje de esta tierra. La doctora Angela Camargo de la Facultad de Zootecnia y Ecología explicó un poco acerca del impacto que se tiene por estos cambios de uso de suelo.

“Cuando cambias el uso del suelo en una zona en donde naturalmente ha crecido un bosque, un pastizal nativo o un matorral nativo etc., y arrasa con esa vegetación, primero se tienen efectos inmediatos sobre la flora y de ahí sobre las especies animales que dependen de la flora. Si se remueve la cobertura vegetal vas a afectar el suelo y si no hay suelo no hay plantas, si no hay plantas no hay vida.”

WhatsApp Image 2022-05-30 at 10.19.53 AM
Cambios de uso de suelo cerca del Cañón del Marro.

Otra observación que se tuvo por parte de la doctora fue que, “cuando se urbaniza, se fragmenta el hábitat y la vegetación original se va quedando como islas y esos pedazos de flora quedan inmersos en una matriz que no es benévola para las plantas, ya que no se pueden reproducir y por esto no se pueden crecer y muy probablemente esas especies desaparezcan.”

Luis Rivera añadió que, “al construir se tendrán muchos problemas como romper las cadenas alimenticias y que haya más especies invasoras, incluso más enfermedades y problemas respiratorios por el polvo que se suelta en la atmósfera, más problemas sociales también, porque vamos a tener menos espacios para practicar el deporte, para practicar las artes y la sana recreación, entonces se rompe el tejido socio-ambiental.”

No solo la mancha urbana ha afectado a las especies que se refugian en este lugar. Con las altas temperaturas y la sequía que se vive en la capital del Estado, se avistaron incendios en los últimos tres meses en diversas partes de la ciudad, arrasando con parte de la naturaleza que se tiene.

La investigadora Angela Camargo explicó que no únicamente es un problema local, sino que se está viendo en distintas partes del país: “Esto se está produciendo en varias partes de México y pues tiene que ver con varios factores, como en el momento del año en el que estamos en el que empieza a haber un exceso de temperatura”.

También habló de los demás factores: “No se descarta la acción humana, hay personas que de pronto van a acampar y hacen su fogata y al no apagarla bien y con el combustible acumulado da como resultado el incendio. Y claro no se descarta el tercer factor que son las personas que de forma intencionada provocan incendios con el propósito de cambiar el uso de suelo a beneficio propio”.

Dando pie a que estas zonas naturales no tengan la factibilidad de ser declaradas como Área Natural Protegida, por el hecho de que ya no existe vegetación nativa, ni fauna que se resguarde en el lugar y así tener el pretexto para construir en las locaciones.

“Actualmente estamos volviendo a ver incendios, hace poco fue en el Cerro Grande y en la Sierra del Mogote, días después fue en el Cañón del Marro”, comentó Luis en el mes de abril.

2022-05-30 at 10.18.13
Incendio en el mes de marzo en el Marro, cortesía de Salvemos Los Cerros.

La afectación de las cuencas hidrológicas

Según el INEGI, el Estado grande tiene en un 33% del territorio un clima seco, en el cual está ubicada la ciudad de Chihuahua, por lo que las áreas naturales son de vital importancia para la subsistencia de la localidad.

El Cañón del Marro no es la excepción, ya que por la zona pasa un arroyo que beneficia a la ciudadanía, el problema va más allá de la contaminación que se pueda generar por parte de la población.

Al crecer la población, también aumentaron las construcciones, tan solo en 2020 se registraron 937,674 habitantes, a comparación del 2010 que se muestra un total de 819,543 (INEGI) dando a entender que la ciudadanía incrementó, y con esto justificar la construcción de viviendas.

El inconveniente de todo esto es, más que nada, la zona en donde se están llevando a cabo las construcciones, ya que en el área existen cuencas hidrográficas que abastecen a la ciudadanía, además hay que resaltar la importancia que tienen los cerros para el buen flujo de agua:

“El Cañón del Marro también influye en un sistema de corrientes de agua que ocasiona una serie de inundaciones en la ciudad si las partes de la cuenca, tanto los cerros como ríos y arroyos son desmontados o urbanizados, las aguas van a correr con más velocidad ya que la infraestructura que evita que las aguas se desborden es precisamente el suelo que absorbe el agua” comentó Luis Rivera.

El inconveniente de todo esto es, más que nada, la zona en donde se están llevando a cabo las construcciones, ya que en el área existen cuencas hidrográficas que abastecen a la ciudadanía, además hay que resaltar la importancia que tienen los cerros para el buen flujo de agua:

“El Cañón del Marro también influye en un sistema de corrientes de agua que ocasiona una serie de inundaciones en la ciudad si las partes de la cuenca, tanto los cerros como ríos y arroyos son desmontados o urbanizados, las aguas van a correr con más velocidad ya que la infraestructura que evita que las aguas se desborden es precisamente el suelo que absorbe el agua” comentó Luis Rivera.

Gracias la cubierta vegetal que se tiene en las áreas naturales se obtienen varios beneficios, pero al removerla se atraen problemas como las inundaciones, así lo pronunció el ambientalista: “Cuando la cubierta vegetal se reemplaza por otra de asfalto las aguas corren a velocidades mayores, lo que ocasiona que lleguen a una fuerza mayor y esto se refleje en las inundaciones que se presentan río abajo”.

Además de esto, las plantas son necesarias para atraer las lluvias que tanto hacen falta en la ciudad: “Al remover la cobertura vegetal la presión atmosférica aumenta en el sentido en que la temperatura del sol se refleja de mayor intensidad, haciendo que las ráfagas de viento también aumenten y las nubes se alejen de las zonas en las que ya no hay cobertura vegetal, es por eso que los bosques se dicen que atraen la lluvia, lo que hace que sea más común ver en la ciudad que llueve en los cerros pero no en la ciudad” expuso Luis Rivera.

Legarreta quien también concuerda que la cubierta vegetal es importante para la captación de agua, pronunció lo siguiente: “Aparte de afectar el suelo, también habría problemas con la recarga de acuíferos, la presencia de vegetación contribuyen a la captación del agua haciendo que se percole y se vaya hasta las capas subterráneas y ahí es donde se encuentran los mantos acuíferos”.

Otro problema que deviene de la creciente mancha urbana es la contaminación del agua, pues que existe una conexión ya que el arroyo del Cañón del Marro es parte de la cuenca Chihuahua-Sacramento, así lo expuso el ambientalista:

“También estas aguas corren hacía el río Sacramento y este se une al río Chuvíscar, de ahí va a surtir otros acuíferos como Tabalaopa- Aldama y la presa El granero, finalmente la presa El granero va a recolectar las aguas del Cañón del Marro porque todo está conectado, así como los pozos”

Por lo que denunció que las construcciones cerca de este arroyo atraerán problemas a la población: “Al urbanizarse esa zona, todas esas aguas van a recibir los elementos contaminantes de las casas, las grasas, aceites, microplásticos, van a varar a las aguas que estemos consumiendo, y va a ser cada vez menos agua, menos calidad y serán más problemáticas.”

Por otra parte, Octavio Legarreta explicó con nostalgia lo que un día llegó a ser su “Río de luna”: “Yo llegué a ver ese río corriendo con cierta profundidad, con fauna y flora y de manera muy rápida se ha extinguido. Los paredones estrechos eran unos protectores de la erosión y protegían a animales y plantas y sobre todo que captaban agua.”

Para después agregar el porqué se nombraron de esta manera al río: “ Corría el agua en el río de tal manera que la luna se reflejaba por todo el arroyo y parecía que era un río de plata, un río de luna […] ahora si ves basura, ves corrales, ves llantas, gente, bicis, ves fregal de cosas”.

Acerca de la Denuncia Pública

Como se comentó al inicio de este reportaje, en octubre 2020 el Comité Para la Protección de Cerros Zona Norte pidió apoyo a la dependencia de Desarrollo Urbano y Ecología para resguardar, tanto cerros de la zona norte de la ciudad como también al Cañón del Marro, ya que estas áreas se encuentran en peligro tanto de urbanización como de saqueo por parte de empresas privadas.

En enero del 2021 se presentó una solicitud para declarar a la Sierra del Mogote, y el Cañón del Marro, como Área Natural Protegida Municipal, por el mismo comité, en el que se solicitó la restauración de sitios contaminados, la preservación del medio ambiente, el manejo y la administración del área protegida y la participación ciudadana para la vigilancia del área.

Screenshot 2022-05-04 16.28.35
Imagen tomada del documento Denuncia ciudadana de la Sierra del Mogote presentada por Salvemos Los Cerros.

El artículo 40 del Reglamento de la Ley general del Equilibrio Ecológico y la Protección del Medio Ambiente que rige a la dependencia de Desarrollo Urbano y Ecología, menciona que “La Secretaría, a solicitud de cualquier persona de la comunidad de que se trate, podrá llevar a cabo una consulta pública, respecto de proyectos sometidos a su consideración a través de manifestaciones de impacto ambiental”.

Gracias al artículo, el colectivo consiguió una audiencia Pública, la cual tuvo fecha para el 29 de octubre del 2021 y en la que en palabras de la subdirectora de Desarrollo Urbano y Ecología, Claudia Alarcón: “Nuestra directora Adriana Díaz Negrete se compromete a realizar mesas técnicas de diálogo o de trabajo con el colectivo de Salvemos Los Cerros”.

Y así en 2020 se llevaron a cabo tres mesas de diálogo entre la dependencia y el colectivo.

En la primera se expuso la importancia de este santuario natural por parte de los ambientalistas, el por qué se debe declarar como Área Natural Protegida y se pide por parte de la dependencia “Ver el perímetro de lo que ellos proponen como declaratoria del cerro” señaló Claudia Alarcón.

En la segunda mesa técnica que se llevó a cabo el 6 de abril del presente año según el documento de la reunión, el arquitecto Juan Chaparro se comprometió a realizar la revisión del área que se presenta el colectivo para continuar con el análisis para el procedimiento de ANP.

Finalmente en la tercera mesa técnica los puntos de acuerdo fueron tres, según la subdirectora de la dependencia: “Se realizará una identificación de quienes son los propietarios que se encuentran dentro del polígono pretendido por Salvemos Los Cerros” para que después la dirección de desarrollo urbano y ecología solicite la autorización de los propietarios para ingresar a la propiedad.

Claudia Alarcón expresó que la intención es trabajar con la ciudadanía para proteger estas áreas: “ La intención es trabajar en conjunto para llegar hasta donde podamos llegar en apoyo con el municipio porque no hay que olvidar que nosotros proponemos, el reglamento faculta para proponer y decirle a gobierno -Oye pues aquí están los estudios de como es el caso del Cerro Coronel, el Cerro Grande y el Río Chuvíscar- que son áreas que ya están dentro de Gobierno del Estado”.

“Son procesos lentos pero, son procesos que conllevan en Gobierno del Estado,[…] en este pues apenas se están llevando a cabo las mesas técnicas para ver el minuto a minuto de cómo se debe de ser, una vez que se terminen las mesas técnicas ya le corresponde a la dirección emitir a regidores para que regidores a su vez lo suban a cabildo o se vote y luego ya se mande a la Secretaría” expresó la subdirectora Alarcón a la pregunta del por que se ha retrasado tanto la declaratoria.

Con todo esto, solo queda decir que el Cañón del Marro es un área importante para la preservación de flora y fauna, así como para la captación de agua que beneficia a la ciudadanía, con mejores palabras, según Octavio Legarreta: ”La importancia del Cañón del Marro es como cualquier área natural, debe protegernos a nosotros y a las especies que habitan ahí, del agua, el viento, las heladas, etcétera. Y sobre todo que puede ser un pulmón para la ciudad para que combata la contaminación. El beneficio es bastante y tenemos que cuidar los pocos puntos importantes”.

La próxima reunión tendrá lugar en la sala de juntas de la Dirección de Desarrollo Urbano y Ecología, que se encuentra en el edificio ubicado en la avenida Silvestre Terrazas #1108 a las 14:00 horas el día 10 de junio del presente año, toda la ciudadanía interesada puede acudir a informarse sobre esta propuesta.

¿Te gustó el artículo?Deja tus comentarios:
👇🤓

Tal vez te pueda interesar:

Tal vez te pueda interesar:

Suscríbete al Newsletter

Y recibe en tu correo lo más reciente de el Humanista Digital:

Tal vez te pueda interesar:

Más publicaciones de:
Lidia Paola Andujo Hernández

Tal vez te pueda interesar:

Inicio de Sesión