Jean-Paul Sartre y la Ética Existencial: Decisiones, Responsabilidades y Libertad

Sartre aborda la ética fundamentada en la libertad individual, las decisiones y la responsabilidad, de la existencia humanana….

Jean-Paul Sartre y la Ética Existencial: Decisiones, Responsabilidades y Libertad

Jean-Paul Sartre (1905-1980) fue un influyente filósofo, escritor y activista francés conocido por su contribución al existencialismo y su participación en la vida política y cultural del siglo XX. Nació el 21 de junio de 1905, en París, Francia. Perdió a su padre a una edad temprana y fue criado por su madre y abuelos. Estudió en el colegio École Normale Supérieure, donde conoció a otros intelectuales destacados, como Simone de Beauvoir y Albert Camus. Durante la Segunda Guerra Mundial, Sartre fue movilizado en el ejército francés, pero fue capturado por los alemanes en 1940 y pasó nueve meses en prisiones de guerra. Después de su liberación, se unió a la Resistencia Francesa y escribió para revistas clandestinas. Sartre mantuvo una relación abierta con Simone de Beauvoir, también una destacada filósofa y escritora. Ambos defendieron la libertad individual y la igualdad de género. Sartre estuvo involucrado activamente en la política y fue miembro del Partido Comunista Francés por un tiempo, aunque nunca aceptó completamente la disciplina del partido. Criticó las políticas coloniales de Francia y se manifestó en contra de la Guerra de Argelia.

Obras de Sartre

• “El Ser y la Nada” (1943): Su obra filosófica más influyente, donde desarrolla las ideas centrales del existencialismo, incluyendo la noción de la libertad, la responsabilidad y la importancia de la elección individual.
• “A puerta cerrada” (1944): Una de sus obras teatrales más conocidas, en la que explora temas como la existencia, la libertad y la relación entre las personas.
• “Crítica de la razón dialéctica” (1960): Una obra filosófica donde Sartre intenta reconciliar su existencialismo con el marxismo, explorando las interacciones sociales y la praxis revolucionaria.
• “El existencialismo es un humanismo” (1946): Conferencia donde Sartre presenta sus ideas fundamentales del existencialismo, enfatizando la responsabilidad individual y la ausencia de una naturaleza humana predefinida.
• También escribió varias novelas, incluyendo “La náusea” (1938) y “La camisa” (1949), así como ensayos como “El ser y la nada” (1943) y “El existencialismo es un humanismo” (1946).

Jean-Paul Sartre y la ética existencial

Según Sartre, la existencia precede a la esencia, es decir, a diferencia de los objetos sin vida, los seres humanos no tienen una identidad o propósito predefinido desde el principio. No existe una esencia humana intrínseca o un destino ya establecido para cada individuo. En cambio, según Sartre, nuestra existencia viene primero, y es a través de nuestras elecciones y acciones que creamos y definimos nuestra propia esencia. Por lo tanto, no estamos limitados por una naturaleza humana fija; en cambio, nuestra libertad nos permite dar forma y determinar quiénes somos a lo largo de nuestra vida.

Sartre argumenta que la libertad va más allá de simplemente poder elegir entre opciones que se nos presentan. Según él, la libertad implica una elección continua y activa en nuestras vidas. Cada vez que tomamos una decisión, estamos participando activamente en la formación de quiénes somos. Es decir, nuestras elecciones no solo afectan situaciones específicas, sino que también contribuyen de manera constante a la construcción de nuestra identidad y a la definición de nuestros valores. Por lo tanto, la libertad, según Sartre, no es un evento único, sino un proceso continuo que influye en nuestra autenticidad y en la manera en que nos percibimos a nosotros mismos.
Sartre utiliza la frase conocida “Estamos condenados a ser libres” para resaltar que la libertad es algo inevitable en la condición humana. Según él, no podemos evitar ser libres; es una característica inherente de nuestra existencia. Esta afirmación destaca que siempre estamos en la posición de tener que tomar decisiones, y con esa libertad viene la plena responsabilidad de nuestras acciones. Incluso cuando optamos por no tomar una decisión, Sartre argumenta que esa inacción en sí misma es una elección que lleva consigo sus propias consecuencias. Por lo tanto, estamos destinados a ser libres en el sentido de que la libertad y la responsabilidad están intrínsecamente ligadas a nuestra existencia, independientemente de nuestras elecciones específicas.

Sartre sostiene que la libertad va más allá de simplemente tener opciones; implica la capacidad de dar forma y crear nuestro propio significado en la vida. Según él, a través de nuestras elecciones, tenemos la capacidad de definir nuestros valores y determinar qué es importante para nosotros. Cada vez que tomamos una decisión, estamos contribuyendo activamente a la construcción de quiénes somos como individuos. En este sentido, nuestras elecciones no solo afectan situaciones específicas, sino que también desempeñan un papel fundamental en la formación de nuestra identidad y en la asignación de significado a nuestra existencia. Por lo tanto, para Sartre, la libertad no solo es la capacidad de elegir, sino también la oportunidad de ser los creadores de nuestro propio sentido y propósito en la vida. La libertad individual se entrelaza con las relaciones sociales. Sartre reconoce que nuestras elecciones afectan no solo nuestra propia existencia, sino también la de los demás. La libertad se vive y se experimenta en el contexto de la interacción social, la libertad implica la habilidad de ser los arquitectos de nuestro propio propósito en la vida. A través de nuestras elecciones, tenemos la capacidad de dar forma y crear un significado personal para nuestra existencia. Cada decisión que tomamos, según Sartre, no solamente tiene implicaciones prácticas, sino que también contribuye activamente a la construcción de quiénes somos como individuos. En otras palabras, nuestras elecciones no nada más afectan la realidad inmediata, sino que también juegan un papel vital en la formación de nuestra identidad y en la definición del propósito y significado de nuestra vida. Es decir, la libertad, para Sartre, se manifiesta en nuestra capacidad de ser los autores de nuestra propia narrativa existencial.

Sartre destaca la importancia de vivir auténticamente, es decir, vivir de acuerdo con nuestras elecciones y asumiendo la responsabilidad de ellas. La “mala fe” para Sartre ocurre cuando evitamos nuestra libertad, adoptamos roles predefinidos o nos autoengañamos sobre la responsabilidad de nuestras acciones. Según Sartre, él defiende la idea de que somos totalmente responsables de las elecciones que hacemos, sin importar las circunstancias externas en las que nos encontremos. Esto significa que, incluso cuando enfrentamos situaciones difíciles o limitantes, la libertad no desaparece. En cambio, nuestra libertad radica en la forma en que respondemos y en cómo elegimos enfrentar esas circunstancias desafiantes. Sartre destaca que, aunque no siempre tengamos control sobre lo que nos sucede, siempre tenemos control sobre cómo interpretamos y respondemos a esas situaciones. Por lo tanto, la responsabilidad total recae en nosotros, y la verdadera libertad se encuentra en nuestra capacidad para elegir nuestras actitudes y acciones frente a cualquier situación.

Concluimos con que la libertad es la esencia misma de la existencia humana, es decir, la capacidad de elegir y asumir la responsabilidad por esas elecciones define la autenticidad y la creación constante de uno mismo. La libertad, lejos de ser una opción, es una condición necesaria y central de la existencia.

Bibliografía
Sartre, Jean-Paul. El Existencialismo Es un Humanismo. Trad. Mari Carmen Llerena. Edhasa, 1999. Documento.

¿Te gustó el artículo? Deja tus comentarios:
👇🤓

Tal vez te pueda interesar:

Sorprende a Mamá regalándole una taza personalizada con la foto y los nombres de tu familia.

#LeEncantará

¿Qué mejor regalo para la mujer más importante de nuestra vida que una taza collage llena de #RecuerdosFamiliares?

Pídela ya, ¡El envío a domicilio es Gratis!

¿Quieres encontrar un tema en específico?

Tal vez te pueda interesar:

Suscríbete al Newsletter

Y recibe en tu correo lo más reciente de el Humanista Digital

¡Regálale a mamá una hermosa taza impresa con las fotos de toda la familia! Haz tu pedido y te llega a tu domicilio.

Más publicaciones de:
LIZBETH ORTEGA MOLINA

Tal vez te pueda interesar:

¡Regala a tus familiares una hermosa taza con los primeros dibujos y garabatos de tus pequeñines!

Convierte tus fotos favoritas de tu familia y tus seres querido en hermosas tazas llenas de recuerdos para ti o para regalar a amigos y familiares.

Hacemos que las fotos de tu Boda perduren por siempre. ¡Puedes regalar tazas a tus invitados con la sesión casual!

Nuestro día no sería igual sin nuestros Perrhijos & Gathijos que nos reciben siempre alegres al llegar a casa. Sube las fotos de ellos solos o en familia y te llegará a tu casa una preciosa taza de recuerdo para que lleves su compañía a todos lados.

¿Eres artista o creador (a)? ¿Diseñas o dibujas o tomas hermosas fotografías?

MiTacita te ofrece un espacio exclusivo para que des a conocer tus creaciones transformadas en tazas de cerámica que podrás vender a través de nuestra página. Comparte tu espacio en redes sociales para que tus fans puedan adquirir tu arte. ¡Inscríbete Ya! Gana dinero con tu arte.

#ComercializaTuArte con #MiTacita.

Crea un súper fabuloso Poster Deportivo con las fotos de las hazañas deportivas de tus hij@s y envíale unas espectaculares tazas para los abuelos!

#LesEncantarán

Convierte tus sesiones de fotos en tazas con un estilo auténtico y fresco que sorprenderá a todos tus amig@s.

Convierte tus fotos en una divertida caricatura de enormes ojos para que quede inmortalizada en una fabulosa taza de recuerdo.

Haz tu pedido y sube tus fotos y nuestra inteligencia artificial convertirá tus fotos a una pintura de arte como si las hubiera pintado el mismo Van Gogh.

¡Recuerda que todos tus pedidas llegan hasta tu domicilio!!!

Inicio de Sesión